Foto:

Foto: Manuel Suárez Robles

lunes, 6 de febrero de 2012

Función Principal de Instituto


Ayer 5 de febrero se celebró la Función Principal de Instituto de la Hermandad, como broche de oro tras cinco días de Quinario dedicado a Nuestro Padre Jesús de la Humildad. Este año los cultos han tenido una carácter extraordinario, enmarcados dentro del programa de actos y cultos que con motivo de la coronación canónica de la Santísima Virgen de la Victoria.

Para esta ocasión tan extraordinaria, pudimos contar con la presencia del Arzobispo de Sevilla, D. Juan José Asenjo Pelegrina, llegando al Templo del Polvorín a las once y media de la mañana para ocupar la Sagrada Cátedra, concelebrando la eucaristía con el Párroco del Sagrado Corazón de Jesús, D. Miguel Fuentes Naranjo, con su Secretario Particular, D. Borja Núñez, asistido de dos Diáconos y el cuerpo de Acólitos de la Hermandad.


En su homilía, Monseñor Asenjo, se dirigió al centro del altar mayor donde saludó a la Hermandad y todas las representaciones de las hermandades de la ciudad y autoridades civiles y militares. Aprovechó para dejarnos a todos mensajes muy claros sobre lo que debe ser la vida cristiana de los cofrades, así como la importancia de las hermandades como asociaciones públicas de fieles, que deben de vivir el impulso apostólico y al servicio a los pobres, impulsando cada vez más las obras sociales y asistenciales, sobretodo en esta época de crisis económica que estamos padeciendo.

Así mismo, planteó los clásicos problemas de las cofradías, para recomendar que se debe trabajar en el sentido de la unidad frente a rencillas e intereses personales y manifestando la necesidad de tener claro la pertenencia a la iglesia y vivir en el seno de ésta y bajo su amparo. También invitó a las corporaciones a trabajar en el sentido de promover las vocaciones sacerdotales ante la necesidad de estas en el día de hoy.

Al finalizar la Santa Misa, dirigió unas palabras de agradecimiento por haber sido invitado a presidir la función, diciendo también que espera que la coronación de la Virgen de la Victoria sea un gran acontecimiento eclesial en Huelva, a lo que el Arzobispo se suma y alegra. Tuvo palabras de agradecimiento a la Hermandad por su acogida, a todos los presentes, a la Coral de la Sagrada Cena por su buen hacer y calidad en la celebración de la misa, a la Parroquia, a los Diáconos y al Cuerpo de Acólitos de la Hermandad.


Finalizada la misa, Monseñor Asenjo firmó en el Libro de Oro de la Hermandad, haciéndosele entrega por parte del Hermano Mayor de un medallón conmemorativo de la coronación como recuerdo de su paso por nuestra Hermandad.

Reportaje fotográfico pincha aquí.


Fotos: Matías Contreras Rojano y José Ángel Márquez

No hay comentarios: