Foto:

Foto: Manuel Suárez Robles

jueves, 26 de enero de 2012

Mesa redonda "El sentido y la repercusión de una coronación canónica"

En la foto Santiago Villarán, Jesús Cortés, Isidoro Olivero,
Manuel J. Montes e Ignacio Molina


Como estaba previsto, se celebró el día 25 de enero, a las ocho y media de la tarde en el salón de actos del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Huelva, la mesa redonda con el título "El sentido y la repercusión de una coronación canónica" a la que acudieron numerosos Hermanos y cofrades en general.

La mesa estuvo moderada por José Ignacio Molina, Hermano Mayor de la Purísima de Huelva y actualmente periodista de El Periódico de Huelva y presentador del programa cofrade La Rebujina de Una-CNH Huelva, estando acompañado por el Hermano Mayor de la Hermandad de la Bella, Patrona de Lepe, Jesús Cortés; el Hermano Mayor de la Hermandad de Nuestra Señora de las Mercedes, Patrona de Bollullos Par del Condado, Santiago Villarán y por Manuel Jesús Montes, periodista y presentador del programa El Llamador de Canal Sur Radio Huelva. Al comienzo del evento, el moderador disculpó a las otras personas que no acudieron a la cita por razones profesionales y de salud.

En el transcurso de la mesa ambos hermanos mayores pusieron de relieve la repercusión positiva que tuvieron las coronaciones de su patrona en la vida de los ciudadanos a nivel social y religioso, considerando que a parte de ser un reconocimiento de la autoridad eclesiástica a la imagen que se corona, es además un premio o distinción a la devoción del ciudadano hacia su patrona o titular de su Hermandad, siendo esta última la responsable de fomentar, mantener y aumentar el culto y la devoción hacia la Santísima Virgen.

Quedó de manifiesto la diferencia en el tiempo y en las circunstancias en las que se llevaron a cabo ambas coronaciones, recordando Santiago Villarán, que en el caso de Bollullos, la Virgen de las Mercedes se coronó en 1948, siendo la segunda imagen mariana de la provincia de Huelva después de la del Rocío, y la dificultad que había en aquella época, ya que todas la coronaciones había que solicitarlas a Roma y el envío y solicitud de documentación había que hacerlas por correo, ya que no había las facilidades que hay hoy en día, pero que el tesón y el trabajo de las personas de aquella época consiguieron dicha coronación.


En el caso de Lepe, Jesús Cortés, decía que aunque Lepe esperaba la coronación durante cinco siglos, la Virgen de la Bella se coronó en 1992, siendo un año este mariano por excelencia, ya que se coronaron en la provincia de Huelva las imágenes de la Virgen de la Cinta de Huelva, Montemayor de Moguer, Milagros de Palos de la Frontera y Bella de Lepe. Cinco advocaciones relacionadas todas ellas con el quinto centenario del descubrimiento de América y habiéndose celebrado en la provincia los encuentros Marianos y Mariológicos, teniendo a María como Estrella de la evangelización. Así mismo, recalcó estar a disposición de la Hermandad para cuantas cosas pueda necesitar y dijo que fue todo un orgullo para su Hermandad y para el pueblo de Lepe que la Virgen de la Victoria fuera trasladada al Colegio de la Teresianas en las andas de la Virgen de la Bella, siendo este hecho el que sirviera para arrancar el extenso programa de actos y cultos de la coronación.

En cuanto a los medios de comunicación, Manuel Jesús Montes, dejó claro que los medios de comunicación están jugando un papel muy importante en la coronación canónica de la Santísima virgen de la Victoria, siendo una renovación de la devoción que se le manifiesta a la Virgen de la Victoria, no solo en la Hermandad sino en toda la ciudad y que es un sueño que tuvieron los fundadores de la corporación. Los medios de comunicación tienen que hacerlo llegar al pueblo, resaltando todos los aspectos positivos de la coronación, como es la obra social que se está realizando en un sitio tan necesitado como es la República Dominicana y dirigido a un colectivo social como son las mujeres marginadas por el maltrato y la prostitución, ofreciéndoles un cambio radical en sus vidas.


Al final del acto, el Hermano Mayor de la Victoria, Isidoro Olivero, agradeció a los asistentes su presencia, a los ponentes y moderador su compromiso con este evento, entregándoles como recuerdo un medallón conmemorativo de la coronación.

Fotos: José Ángel Márquez

No hay comentarios: